Está siempre en mi corazón

Leggi in italiano

Era muy chica cuando conocí una bella mujer, era la hna. Carmela, yo vivía al lado de los terrenos que hoy en día se encuentra la escuela. En esos momentos alambre por medio aparecia ella haciendo limpieza, acompañada por la hna María Storani y a través de ellas nos enteramos que habían comprado los terrenos y así fuimos entablando una amistad. Poco a poco se fueron instalando y así comenzó el oratorio, después nos daba clase de bordado con una calidez nunca visto para mí, así me fui incorporando y nos enseñaba cómo leer la biblia, a rezar y puedo decir que mi FE se la agradezco a ella todo «un ejemplo». Está siempre en mi corazón. También preparabamos cosas y visitabamos a los abuelos del Geriátrico que está cerca del hospital Carrillo. Después de años fue trasladada pero siempre trataba de saber de ella y en su lugar fui conociendo otras hnas. Carla, suor Grazia, suor Gemma y tantas otras. Recuerdo a todas pero muy especialmente a la hna. Carmela.

María Cristófano

Tengo presente, que un domingo fui al oratorio con mi amiga del colegio y vecina, que no estaba bautizada, ya teníamos 10 años más o menos y la Hermana Carmela le habló a ella y a su familia, los convenció.

Le enseñó el catecismo para el Bautismo y la Comunión.

20 años después su hija hizo todos los estudios en nuestra querida escuela, ya egresada y con todos los sacramentos en su Alma.

Hermana Carmela hiper Misionera !!!                     Teresa Veltri

Rispondi

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: